L3.- ¿Cómo medir cuánto de 2.0 es nuestro servicio?

¿Qué determina que un sitio de internet se pueda considerar 2.0?, ¿su tecnología subyacente?, ¿su vena social?, ¿su contenidos generados por el prosumidor?. El autor enumera algunas de las características que hacen de un sitio realmente social:

  1. Diseño centrado en el usuario, con perfiles.
  2. Posibilidad de para crear conexiones entre los usuarios
  3. Posibilidad de postear contenidos de muchas maneras diferentes.
  4. Características técnicas, como empleo de AJAX, APIS, etc.

La siguiente tabla especifica los parámetros a tener en cuenta:

CARACTERÍSTICAS PARA VALORAR SI UN SITIO ES MÁS O MENOS 2.0
SOBRE EL PERFIL
EDAD
LUGAR
GÉNERO
TESTIMONIOS
OTROS DATOS
CONECTIVIDAD
AMIGOS
SUSCRIPCIONES
GRUPOS
CONTENIDOS
CONTENIDO PRINCIPAL Perfiles, videos, fotos, blogs, links, productos, anuncios…
OTROS CONTENIDOS
ETIQUETADO
SÓLO PARA AMIGOS
CONTENIDO EDITABLE
CONTENIDO PUNTUABLE
ESTADÍSTICAS
TÉNICA
API PUBLICA
POSIBILIDAD DE EMBEBER
RSS FEEDS
MENSAJES PRIVADOS

Estructura del sitio: se refiere que las webs 2.0 son más dinámicas, personales, customizables, con características interactivas, enriquecidas por el usuario y donde se mezclan contenidos textuales, de audio, de video, etc.A continuación pasa a examinar a las características propiamente 2.0, que divide en:

  • Estructura avanzada: se refiere a la existencia de distintos tipos de páginas y características, que en la web 1.0 no se daban.
  • Mecanismos e incentivos del sitio: se refiere al hecho de que las webs 2.0 invitan a pasar el mayor tiempo posible, por dos razones: vender más publicidad y conocerte más con cada clic. Así, muchas webs 2.0 invitan a loggerse para disfrutarlas, y tienden a la portalización con la creación dashboards que pretenden ofrecer todos los servicios sin enlazar fuera.

El autor aborda también los aspectos técnicos de la web 2.0, en tres sentidos:

  • La web como modelos de suscripción a contenidos, a través, por ejemplo, de RSS.
  • La web como plataforma capaz de agregar distintas aplicaciones.
  • Las tecnologías clave en la web 2.0 serían AJAX y Flash.

Uno de los aspectos que también ha cambiado entre la web 1.0 y la web 2.0 es la forma en que podemos medir el impacto de nuestra actividad. Si bien en las antiguas páginas nos valíamos de un análisis cuantitativo del tráfico generado, a través de los clics, en las nuevas webs, con la existencia de AJAX, por ejemplo, el conteo sería engañoso. Así, han pasado a valorarse aspectos como el tiempo que el usuario permanece en una web, así como su participación activa a través de comentarios, creación de contenidos, participación en comunidades, etc.

A continuación he creado una tabla donde aplico los criterios que establecen los autores a las tres herramientas que he elegido adoptar durante la asignatura. Esta tabla está completada con las primeras impresiones, por lo que iré actualizando los datos según vaya utilizando las herramientas.

CARACTERÍSTICAS PARA VALORAR SI UN SITIO ES MÁS O MENOS 2.0 DIIGO PINTEREST SLIDESHARE
SOBRE EL PERFIL
EDAD
LUGAR x x
GÉNERO x
TESTIMONIOS x x x
OTROS DATOS
CONECTIVIDAD
AMIGOS x x
SUSCRIPCIONES x x x
GRUPOS x
CONTENIDOS
CONTENIDO PRINCIPAL Perfiles, videos, fotos, blogs, links, productos, anuncios… links fotos presentaciones
OTROS CONTENIDOS
ETIQUETADO x x x
SÓLO PARA AMIGOS x x x
CONTENIDO EDITABLE x x x
CONTENIDO PUNTUABLE x
ESTADÍSTICAS x
TÉNICA
API PUBLICA x x
POSIBILIDAD DE EMBEBER x
RSS FEEDS x x x
MENSAJES PRIVADOS

ADDENDA / JUNIO 2012

En ese post traté de aplicar los parámetros establecidos por Cormode y Krishnamurth a las herramientas que había elegido. Ahora toca actualizar esa tabla, una vez que conozco más a fondo las herramientas. Aquí el resultado: ¿Cuánto de social son mis herramientas?

He añadido tres características en rojo, que no se habían considerado, y he modificado mi criterio, también en rojo, en los casos necesarios.

Pico y pala con las herramientas

Aquí estamos todos, pico y pala con las herramientas de web social, probando, subiendo fotos, haciendo comentarios, infografías, gestionando blogs… y todo de un día para otro. Yo personalmente he sido algo desordenada a la hora de ir documentando las herramientas a probar, pero así grosso modo puedo enumerar unas cuantas:

_ Para gestionar los feeds: Google reader y Netvibes

_ Para generar infografías: Piktochart, Visual.ly, Wordle

_ Para presentaciones: Slideshare, Prezi

_ Para difundir eventos online: Storify

_ Las clásicas: Twitter, Facebook, Google +, Tweetdeck.

_ No nos olvidemos de nuestros propios blogs, el mío en WordPress

_ Para creación colaborativa: la wiki de websoc.

_ Para fotos: Flickr, Pinterest.

_ Para medir la influencia online: Klout

_ Para gestionar referencias online: Mendeley, Diigo

_ Inclasificables: Acortadores de URL como el de Google o Bitly;

_ Como navegador social: Rockmelt

Algunas de estas herramientas las he ido valorando en otros post, así que no me voy a detener demasiado. Me voy a centrar en elegir las tres en las que voy a profundizar en esta asignatura:

1. Diigo. A priori me parece una herramienta muy potente para organizar los enlaces y recursos que voy recopilando de diferentes fuentes. Me permite hacer carpetas, etiquetar los links para recuperarlos, puedo insertar anotaciones, subrayar directamente los textos… Creo que es parecido a otros gestores como Delicious pero los hiré comparando. Además se pueden compartir los recursos con otras personas, crear grupos de interés sobre un tema, etc. Le veo posibilidades en las bibliotecas para crear una sección de “recursos de interés” de forma colaborativa. Para empezar, ya me he instalado la extensión para chrome, y lo encuentro muy fácil y práctico, porque puedo ir recopilando los links sin tener que entrar en la página de Diigo.

2. Pinterest. La escojo aunque le tengo algo de manía, pero precisamente por eso. Todo el mundo habla maravillas de esta herramienta, y yo no acabo de verle la utilidad real. Sé que hay bibliotecas que la usan, por ejemplo, para difundir el boletín de novedades, para hacer selecciones de lecturas, etc. Me propongo investigarlo más a fondo.

3. Para terminar me decido por Slideshare, la plataforma para compartir presentaciones. Me gusta muchísimo más Prezi, pero Slideshare tiene la parte “social” mucho más desarrollada, es una red en toda regla. Me encanta poder reutilizar las presentaciones de gente a la que sigo y admiro, y me parece una herramienta útil en bibliotecas, para gestionar los tutoriales, por ejemplo.

Con el paso del tiempo iré actualizando mis impresiones sobre estas herramientas.

ADDENDA / JUNIO 2012

En cuanto a las herramientas que elegí en la tercera semana , puedo hacer ahora un balance de mi opinión:

1.- DIIGO

Apenas usaba esta herramienta anteriormente, pero ahora se ha convertido en uno de mis recursos favoritos. A lo largo del curso he ido recopilando las lecturas más interesantes sobre la web social y he hecho pública la lista en Diigo. Le he dado algo de publicidad a través de mi cuenta de twitter y facebook, aunque dudo que haya tenido mucho éxito. Además, también he enlazado esta lista en mi blog, pero no funciona correctamente, no se actualiza debidamente. No obstante, sigo pensando que igual que Delicious, Diigo facilita mucho la organización de la documentación efímera en internet, tanto a nivel privado como a nivel colaborativo. En este sentido creo que los grupos son un gran acierto. Yo me he unido al grupo Collective Intelligence theory research, donde investigadores y curiosos podemos archivar artículos sobre el tema, y consultar lo depositado por otros. Además, el sistema de avisos a través del correo electrónico funciona muy bien al avisar cuando se reposita algún trabajo. Lo bueno que tiene es que no se limita a documentos citables como Mendeley, sino a cualquier link de la red. Lo malo es que algo de normalización en el etiquetado haría la recuperación mucho más precisa. En general estoy contenta con Diigo y estoy segura de que la voy a seguir utilizando, de hecho ya he empezado a recopilar información para mi TFM en una nueva lista.

2.- PINTEREST

Esta herramienta me genera una sensación de amor/odio. Por un lado, me gusta porque es sencillísima, divertida, y sobre todo porque muchos compas de websoc12 se han animado a utilizarla y ha sido un buen lugar de encuentro. Por otro lado, sigo pensando, como al principio, que su utilidad real es muy limitada.

He creado una serie de paneles sobre diferentes temas, uno para lecturas interesantes, otro de fotos curiosas, otro para infografías (¡hay miles!)… El panel que más éxito ha tenido ha sido el que hemos alimentado colaborativamente entre todos, el panel de websoc12. Lo creó Irene Maseda y desde entonces todos hemos ido subiendo informaciones útiles o simplemente curiosidades. A día de hoy ya hay 70 pins, que no está nada mal.

Por otra parte, me ha gustado la iniciativa de algunas bibliotecas americanas, que han utilizado Pinterest para difundir sus fondos digitalizados, y sobre todo el uso original que hace la propia biblioteca de la UC3M. Lo último, crear un panel llamado “Retrata el silencio“, para que los usuarios suban fotos de la biblioteca en época de exámenes. Como digo, no es la cosa más útil del mundo, pero es innegable que crean comunidad y fidelizan a los lectores de formas insospechadas.

Concluyo en augurarle poco futuro a esta herramienta, al menos en el campo de las bibliotecas. En otros ámbitos si puede llegar a calar su uso, aunque aún no le veo la manera de recuperar la inversión en términos estrictamente económicos.

3.- SLIDESHARE

No me arrepiento de la elección que hice con Slideshare, ya que ha demostrado ser una herramienta muy útil a varios niveles. Por un lado, como mero consumidor de información es una red muy valiosa para saber en tiempo real lo que están publicando las instituciones y personas que te interesan. En este sentido he comprobado que la BNE publica presentaciones sobre los actos que realiza, los talleres, exposiciones o simplemente hace monográficos sobre temáticas interesantes. Al suscribirte a sus presentaciones te enteras rápidamente de lo que publique, porque manda copia al correo electrónico de notificaciones. Además, al ser un sistema de suscripción unilateral, y no de amistad, me parece más flexible que otras plataformas. También es muy práctico que puedas guardar tus presentaciones favoritas, y creo que el hecho de que establezca la licencia claramente es una ventaja a la hora de saber qué puedes hacer con el PPT una vez que lo has visionado. Por otra parte, como productor de información, me parece que Slideshare es un canal muy apropiado para diseminar documentación ya sea públicamente, bien de forma privada con quien elijas. Curiosamente, no se ha convertido en una red de “PPTs de animalitos”, sino que tiene un marcado carácter profesional y se usa principalmente con fines de investigación y divulgación.

Otra de las ventajas que le encuentro es que va mejorando sus funcionalidades. Ya no se limita sólo a presentaciones, sino que se pueden compartir videos o pdfs, por ejemplo, y el sistema de etiquetado y navegación en los contenidos favorecen mi bien querida serendipia 😉

Así como dudo que use Pinterest de aquí a poco tiempo, si apuesto por usar Slideshare en el futuro, ya sea como consumidora, ya sea como pr0ductora de información. En el campo de las bibliotecas tiene gran potencial, siempre que la herramienta se vaya adaptando a los nuevos formatos de publicación.

Aunque estas fueron mis herramientas elegidas, la verdad es que he seguido utilizando otras que empecé a probar. Es el caso de Flickr, que no me acaba de convencer, aunque instituciones como la BNE hacen un uso fantástico de difusión a través de su cuenta. Además, sigo usando Google Reader, que me parece uno de los mejores inventos para seguir blogs y otros feeds con comodidad. Netvibes no me llegó a enganchar, porque aunque reconozco su potencial, me basta con la simplicidad de Google Reader y por ahora no necesito mucho más.

Flickar y otros verbos que no se entienden en la calle

Flickar, googlear, postear, tuitear, trolear… son verbos que nos inventamos cada día en las redes sociales, con los que “nosotros nos entendemos”, pero que si se los cuentas a tu madre te mirará estupefacta pensando que su hijo del alma finalmente enloqueció.

Hoy me decidí a flickar. Flickr es un servicio de Yahoo, ya bastante consolidado y ampliamente utilizado por los internautas. ¿Por qué?, pues porque sirve para lo que más nos gusta en el mundo, exhibirnos!. Os voy a contar un poco mis impresiones sobre esta herramienta.

Primer punto positivo, que permite autenticarse con el ID de google, lo cual simplifica bastante el acceso, no habrá que tener otro identificador más… ¡gracias!. (Nota mental: investigar lo del OpenID, creo que me quitaría unas cuantas contraseñas de mi mal amueblado cerebro). Punto negativo, que no alcanzo a entender la obsesión de estos servicios en pedirnos la fecha de nacimiento, no le encuentro justificación…

Lo primero que te piden es que personalices el perfil, con una foto, una pequeña bio, y que busques a tus amigos. Estas herramientas inciden mucho en la parte social, en el compartir.

Al iniciarme veo algunas de sus características más golosas a un golpe de vista:

  •  Tengo mi propio buzón en flickr, donde se me notificará todo, si alguien comenta mis fotos, si me solicita “amistad”, etc. Además me mandará copia a mi buzón de correo, así que no me perderé nada.
  •  Tiene una fantástica herramienta de descubrimiento de material, fotos de otros usuarios que me pueden interesar, por ejemplo.
  • Puedo geolocalizar mis instantáneas, eso mola, por ejemplo, si quiero ver fotos de un sitio donde he estado o al que quiero ir, comparar con las que  hicieron otras personas… Si no recuerdo mal el integrar una herramienta con otra se llama “mashup”. (Nota mental 2: por qué no hacer un glosario de palabras nuevas en estos temas, con el resto de compas de websoc12? Puede ser una buena idea para la wiki).
  • Puedo crear grupos, lo cual puede estar muy bien. Probaré a buscar a otros websocieros y a reclutarlos para hacer un grupo, a ver si frikeamos juntos… digo, flickramos juntos 😉
  • Y el plato fuerte, el sistema de etiquetado social.

Además, veo que no sólo se pueden subir fotos, sino también videos!. A la hora de subir fotos, me gusta cómo establecen los pasos, ya que va dejando clara la política de privacidad, si quieres mostrar o no tus fotos públicamente. Lo malo es que tarda muchísimo en cargar las fotos, pero sospecho que eso va más con mi endeble conexión 3G…

Como aún apenas subí fotos ni encontré a compañeros de websoc12 para compartir, me he dedicado a buscar algunos usos interesantes que han hecho bibliotecas de esta herramienta:

– La BNE tiene una cuenta muy activa, donde sube fotos de jornadas, exposiciones y lo usa también para difundir sus fondos digitalizados.

– La Biblioteca de la Universidad de la Laguna también hace un uso simpático de la herramienta.

Podríamos hacer un recopilatorio de servicios de información que hagan uso de Flickr, y subirlo a la wiki…

Este post se irá actualizando con mis impresiones.

Piktochart: pros y contras

Soy muy envidiosa, he visto algunas infografías chulísimas que han hecho los compañeros, y no puedo evitar pensar “yo también quiero”. Así que voy a probarlo, a ver qué me sale.

Me gusta poder loggearme con twitter, facebook o mail. Elijo twitter, por “centralizar” un poco la cosa. Sin embargo, no me lo permite, dice que twitter no les provee una dirección de correo válida O_O. En fin, renuncio a investigarlo y paso a loggearme con el correo electrónico, estoy ansiosa por empezar!

En el modo gratuito nos dan tres temas a elegir.

Diría que la interfaz para editar las infografías es muy amigable, muy “limpia”. Ofrece herramientas en una barra lateral y otra superior, y te indica los pasos a seguir:

1.- Selecciona un tema o apariencia

2.- Ponlo a tu gusto (change mood), con la combinación de colores que te apetezca.

3.- Edita la información que quieres incorporar.

A la hora de editar la información me gusta que tenga un menú tipo editor de texto. Invita a jugar con colores, fuentes, tamaños, mover los textos por el lienzo, etc. Además es muy versátil en cuanto a las formas que puedes incorporar (drag and drop, me encanta), da para jugar durante horas.

Esta herramienta permite hacer virguerías, eso si, SIEMPRE QUE TENGAS ALGO QUE CONTAR.

Sin embargo, no todo es bueno. Algunos problemas que le veo es que en la versión gratuita sólo permite subir una  imagen, lo cual limita mucho las posiblidades de la infografía. Además, la inserción de estadísticas y tablas es bastante engorrosa. Diría que la herramienta es muy golosa, pero genera frustración ya que invita constantemente a pasarte a la versión de pago, que no es precisamente barata.

Aquí mi experimento, y perdonadme el monotema, pero es lo que tengo más fresco y sobre lo que más datos tengo para jugar.

¿Gestionas tu tiempo o te gestiona él a tí?

He tenido una semana complicada entre el trabajo y el máster, por decirlo de manera elegante; la realidad es que he pasado conectada el 90% del tiempo que he estado despierta, que ha sido mucho, le he robado horas al sueño… ¿Y a qué viene este desahogo?. Pues viene a que creo que una de las habilidades que más necesitamos entrenar durante estas semanas de asignatura es sin duda la gestión de nuestro tiempo y nuestra energía en la red.

Personalmente, creo que por ahora estoy suspensa en esto, paso muchas horas en twitter, leyendo vuestros posts, actualizaciones de facebook, etc. Es cierto que es mucha información, pero también es cierto que debe haber alguna forma más eficiente que me ayude a no quedarme calva de nervios e infoxicación.

Cada vez que me da el agobio por no llegar a todo me acuerdo de dos cosas que nos comentaron Eva y Tony al principio:

  1. Economía de la atención. Hay que intentar optimizar la forma en que accedemos a los contenidos, de manera que sea lo más fácil posible, que no haya que entrar en mil plataformas y chequearlas todas. A mi personalmente Netvibes me está ayudando bastante en este sentido, aunque como no termino de dominar la herramienta, aún no sé si me da más quebraderos de cabeza o me los quita. Ya os contaré dentro de un tiempo.
  2. No angustiarse por estar “perdiéndose cosas”. En esto si que voy fatal, llevo una rutina draconiana de revisión de todos y cada uno de los enlaces interesantes que compartís, de las valoraciones que hacéis… es agotador, y me siento un poco esclava. No me pasa sólo con las informaciones de la asignatura, sino en general. ¿Algún consejo?, ¿algún consuelo?

En fin, quizá este post sea inútil, pero también creo que es importante ir dejando rastro de cómo vamos viviendo esta experiencia. Dentro de un mes espero releerlo y reirme pensando que al final no fue para tanto y aprendí a gestionar mi tiempo, y que no me gestionara él a mí.

Si te animas, contesta a esta pequeña encuesta… Gracias!

 

Os voy a contar una STORIFY

¿Habéis oído hablar de STORIFY?. Yo lo conocí hace pocos meses porque un amigo que sabe que me gustan estas cosas me pasó el link. Al principio no entendía nada, no sabía ni cómo se usaba ni para qué servía, pero es de esta clase de herramientas que con ver un ejemplo de pronto lo entiendes todo y piensas… ¿cómo es posible que no existiera antes?

Se trata de es una plataforma online que funciona como un maquetador o componedor de noticias, de forma que cualquiera pueda fabricar una historia o una crónica utilizando como fuente la información que fluye a través de distintas redes sociales: Twitter, Facebook, YouTube, Flickr, Instagram,…

Sólo es necesario elegir las fuentes que quieres utilizar, y definir el tema, las palabras clave o hashtag que quieres recuperar. A partir de los resultados, puedes componer una historia a base de tuits, videos, links, etc., que guarden una coherencia.

La herramienta se ha popularizado mucho y muy rápidamente, y se ha convertido en una de las favoritas de los periodistas ya que permite relatar acontecimientos casi en tiempo real. Se utilizó en la última entrega de los Oscar, por ejemplo, y en el ámbito  bibliotecario, las chicas de Socialbiblio acostumbran a hacer un storify de sus sesiones de formación, con los tuits más interesantes.

Un ejemplo bonito que he encontrado es de ayer mismo, un storify que relata la noche de los libros en el Reino Unido.

Para mostrar lo sencillo que es hacer una de estas historias, voy a intentar compilar algunas de las intervenciones más interesantes de la jornada de hoy de Ciencia en Redes.

Registrarse en muy sencillo, se puede hacer con el correo, o bien con las cuentas de twitter o facebook.

Una vez dentro, sólo hay que elegir un título, una breve descripción, y elegir las fuentes.

Para introducir las informaciones, sólo hay que realizar búsquedas por palabras clave, y arrastrar las que nos interese al panel central.

Aquí os enlazo mi experimento… http://storify.com/LDonadeowebsoc/ciencia-en-redes-2012

[<a href=”http://storify.com/LDonadeowebsoc/ciencia-en-redes-2012&#8243; target=”_blank”>View the story “Ciencia en redes 2012” on Storify</a>]Notad que a la hora de publicarlo, la web me permite difundirlo directamente en twitter, en facebook e incluso dar aviso a todas las personas mencionadas en el storify…

Además, las historias se pueden editar una vez publicadas, y se pueden distribuir ya sea mediante una url, o bien se pueden embeber en un post o mandar por email.

¿Os animáis a probar?. Yo probablemente me anime a hacer uno este jueves y viernes, que se celebran las IV Jornadas de la Red de Bibliotecas del CSIC. El viernes hay una mesa específica sobre redes sociales que podíamos tuitear entre todos siguiendo el streaming, y así luego hacer un storify completo y divertido.

Primeras segundas impresiones sobre Library 2.0

Parece ser que ya estaba registrada en Library 2.0, lo cual demuestra mi inexplicable tendencia a probar todo lo humanamente probable en lo que a bibliotecas en la red se refiere. Eso si, debí de entrar una vez y no volví. He estado cotilleando, y puedo adelantar algunas de las razones que no me convencieron en su día, por las que no me enganché:

–          Más de 13.000 usuarios registrados, 117 grupos, sobre todo del mundo anglosajón. No parecen pocos para ser el facebook de los bibliotecarios, pero… ¿cuántos serán activos?. En un repaso rápido creo que muy pocos.

–          56 usuarios registrados en España: Javier Leiva, Nieves González, Jesús Tramullas, Natalia Arroyo… y el resto son compas de la asignatura de otros años. Conclusión, en España no parece haber caldado ni mucho ni poco ni nada.

–          Tiene funcionalidades interesantes, como postear artículos a modo de blog, crear eventos, y usar apps. Todo esto lo puedes compartir con tus amigos, no es público a primera vista (al menos eso parece). No está mal, pero hay plataformas de propósito general  mucho más potentes y que se pueden aplicar al mundo bibliotecario. Yo por ejemplo uso Mendeley, donde hay grupos creados sobre web 2.0, puedes leer lo que otros leen, compartir, etc.

Imagen

Como aspectos positivos, veo que se promueve una conferencia anual, virtual, claro, y una serie de laboratorios para la investigación y el aprendizaje colaborativo.

En fin, me deja un poco fría esta red. Le veo posibilidades, pero es menos fresca que twitter, menos amigable que facebook, y sobre todo, está más deshabitada que cualquiera de ellas. Quizá si nos animamos a utilizar algunos compañeros podemos llegar a verle más posibilidades. Yo ya he mandado algunas invitaciones 😉