“Por sus obras les conoceréis…”


“Por sus obras les conoceréis”. Mateo 7, 15-20.

Aunque suene un poco a palabra de Dios, ésta parece ser la esencia de la reputación, tanto digital, como real. Además, en el entorno de internet, estas “obras” quedan grabadas en piedra y pueden salir a relucir cuando menos lo esperemos y sobre todo, cuando menos nos convenga.

Mis elegidos para estudiar su reputación digital han sido:

– Como persona, a Dolors Reig, autora del blog El caparazón, y @dreig en Twitter.

– Como institución, a @BNE_Museo.


Empezaré por Dolors Reig.

En primer lugar, he querido saber lo que decía la red sobre ella. He usado algunas herramientas:

– En BlogSearch, de Google, buscando por el título del blog, los tres primeros resultados son entradas del blog mismo. Las tres siguientes son entradas de otros blogs o páginas, donde se cita o se recomienda la lectura de algún post del blog. A continuación el resto de resultados no tienen nada que ver con el blog.

– En Technorati he logrado encontrar el blog tras refinar la búsqueda de mil maneras, pero no he logrado que me proporcione datos sobre su posición en la blogosfera.

– En WINK, que ahora se llama MYLIFE, aparecen tres perfiles de la autora, Dolors Reig. Me obligan a registrarme y una vez dentro imposible visualizar los perfiles si no es pagando…

– En Gennio, 22 gennes. Consideran que sabe de tecnología, e-gobierno.

– En Google Alerts, he establecido una alerta diaria con los siguientes parámetros:

Establecí la alerta el día 15 de mayo, y todos los días hasta ahora he recibido novedades, noticias aparecidas en prensa y nuevas entradas en su blog. La alerta ha generado también algo de ruido debido al nombre del blog. En general, la alerta me ha llevado a información en fuentes de prestigio, como entrevistas en prensa nacional, por la publicación de su nuevo libro.

También he utilizado otras herramientas. En el caso de “Social Scan“, no he obtenido resultados significativos ni con el blog ni con el Twitter. En el caso de “Social mention“, he tenido algo más de éxito.

Vemos que aparecen noticias relativas únicamente a sus intervenciones profesionales como conferenciante, sobre todo en temas de educación.

En cuanto a su cuenta de Twitter, vemos que es una usuaria activa, tiene casi 16.000 tuits publicados, y 34.000 seguidores.

TweetStats nos muestra muchos datos útiles:

– Publica unos 10 tuits al día, lo que hacen unos 283 post al mes.

– Suele tuitear uniformemente a lo largo de toda la jornada, entre las 8 de la mañana y las 8 de la tarde.

– La distribución por días de la semana es también uniforme.

– Su nivel de interacción es grande, ya que más del 20% de sus tuits son respuestas a otros usuarios. Además, el 17% de sus tuits son retuits a otras personas o instituciones.

Si nos basamos en otra herramienta de monitorización, Klout, podemos observar otros datos curiosos:

Su puntuación es alta, un 65 sobre 100, y se la describe como “broadcaster”, esto es, una difusora de información esencial en su campo, cuyos tuits se difunden ampliamente y son muy valorados por sus seguidores. Se la considera influyente en más de veinte temas, entre ellos Tecnología, Social Media, Blogging o Educación.

En cuanto a su blog, observamos que tiene un enfoque claramente profesional, y en él integra multitud de herramientas, como son:

– suscribirse por RSS o por email,

– seguir su actividad en Twitter, Facebook, Google +, Slideshare, Netvibes, Prezi, Pinterest, Instagram…

– escuchar y suscribirse a sus podcast,

– visionar sus conferencias en su canal de Youtube.

Analizando el último mes, obtenemos los siguientes datos:

Observamos que sus publicaciones con muy regulares, cada dos días aproximadamente, y que    reciben una media de tres comentarios.

La calidad de sus intervenciones es muy alta, siempre sobre temas de actualidad en el campo de la Psicología social y el Social Media, y casi siempre se ayuda de videos, imágenes o enlaces que enriquecen el contenido.

Su blog incorpora además un análisis estadísitico a través de la herramienta “Who’s among us“, donde se pueden obtener datos sobre el número de visitas, el origen de las mismas o el tiempo medio empleado en la página. Observamos que el seguimiento del blog es muy regular, y que las visitas provienen sobre todo de Europa y América.

El blog incorpora otra herramienta de análisis, “Twingly“, donde podemos extraer otra información valiosa, por ejemplo, que hay 724 blogs que enlazan El caparazón, los post más populares, o lo más enlazados.

A continuación analizaré la cuenta de Twitter del Museo de la Biblioteca Nacional.

En este caso he probado sencillamente a “googlear” su nombre y ver los resultados. Los primeros veinte resultados, que son en los que nos quedamos el común de los internautas, proporcionan todos información relevante sobre el museo y sus activididades: visita virtual, entrada en Wikipedia, mapa de Google maps, recomendación de exposiciones en webs de ocio gratuito y alguna noticia en prensa nacional. A primera vista es una institución bien posicionada, gracias sin duda a su relación con la Biblioteca Nacional.

La web del museo está alojada en la de la Biblioteca Nacional, y no gestiona otro canal social que no sea su Twitter. Analizando su cuenta observamos:

– Tiene 1.400 seguidores, aunque sólo sigue a 98.

– En Tweetstats observamos:

– Publica unos 19 tuits al día, lo que hacen unos 447 tuits al mes.

– Suele tuitear uniformemente a primera hora de la mañana y a última de la tarde.

– La distribución por días de la semana es bastante uniforme, aunque destacan los viernes. Además, no paran los fines de semana.

– Su nivel de interacción es grande, ya que más del 20% de sus tuits son respuestas a otros usuarios. Además, el 32% de sus tuits son retuits a otras personas o instituciones.

– En Klout vemos que la cuenta obtiene una puntuación de 53, y se la define como “specialist”, lo cual significa que tiene una audiencia muy específica sobre la que influye grandemente. Se considera que @bne_museo es influyente en temas como fotografía y concursos, ya que esta parte de divulgación es la más activa de su cuenta. Es curioso que su puntuación es sólo un punto inferior a la de la BNE.

– En Social mention encontramos multitud de menciones. La mayoría son retuits de personas individuales o de otras instituciones culturales como museos españoles y extranjeros.

Algunas conclusiones…

En líneas generales los dos conejillos de indias que he estudiado tienen una reputación digital envidiable, no es casualidad que los elijiera para seguirlos durante la asignatura.

La información que desprenden los datos de las búsquedas, alertas y demás herramientas da a entender que son agentes activos, regulares y especializados en sus campos, con seguidores que confían en sus aportaciones. No se desprende información personal sobre ellos, más allá de la lógica camaradería que suele encontrarse en las redes. Puedes encontrarte, por ejemplo, algunas imágenes de la vida privada de D. Reig, pero nada que la exponga de forma ofensiva o que destape su intimidad más allá de lo que ella publica oficialmente en su web. En el caso del Museo, las interacciones en Twitter son todas positivas, felicitaciones y recomendaciones casi cariñosas. Y para muestra… un botón 🙂

Anuncios